Cambios y cuidados durante el embarazo

CAMBIOS Y CUIDADOS DURANTE EL EMBARAZO

El embarazo es una etapa de cambios. Aunque ningún embarazo es igual a otro, hay una serie de síntomas que son los más frecuentes:

  • Aumento del tamaño de las mamas: Debido al aumento de la secreción hormonal el tamaño de las mamas se ve afectado, pudiendo llegar a aumentar una talla de sujetador. Para evitar la aparición de estrías lo mejor es una buena hidratación y un sujetador con buena sujeción.
  • Náuseas y vómitos: Son muy comunes durante el primer trimestre y normalmente tienden a desaparecer durante los dos siguientes. Para evitarlos o mitigar sus efectos, lo mejor es una dieta sana y baja en grasas y comer cada poco tiempo sin realizar ayunos prolongados.
  • Hinchazón y varices: Se producen debido al debilitamiento de las paredes de las venas. Se pueden mejorar manteniendo una adecuada dieta y hacer ejercicio físico diario además de los cuidados de higiene e hidratación.
  • Estreñimiento y hemorroides: Puede aparecer desde las primeras semanas y es bastante común ya que el intestino ve reducido su espacio por el crecimiento y el tamaño del bebé y la placenta. Es importante mantener una adecuada alimentación rica en fibra y beber abundante agua además de realizar ejercicio físico diario.
  • Sueño: Durante el primer trimestre y debido a los cambios que se producen en el organismo, se puede sentir cansancio y somnolencia. Después sin embargo se puede tener incomodidad e insomnio. Para evitar esto lo mejor es realizar técnicas de relajación como la meditación, el ejercicio, leer y evitar las cenas copiosas.
  • Aumento de la frecuencia de micción: Se da sobretodo en el primer y tercer trimestre. Es importante no retener la orina y hacer esfuerzos por vaciar por completo la vejiga.

RECOMENDACIONES SALUDABLES

Alimentación

Lo más recomendable es una alimentación sana y equilibrada realizando 5 comidas al día, lo que favorece el proceso de metabolismo.
Es aconsejable beber mucha agua y evitar los pescados grandes tipo atún o pez espada debido a la concentración de mercurio.
Evita comer huevos crudos y lácteos sin pasteurizar y pescados o shushi que no hayan sido previamente congelados y descongelados correctamente.
Para evitar la toxoplasmosis, evita las carnes poco hechas, lava bien las frutas y verduras antes de consumirlas además de las manos, antes y después de manipular alimentos crudos.
Para evitar la listeriosis, consume sólo lácteos pasteurizados, consume lo antes posible los alimentos preparados o listos para el consumo y al menos cocina durante dos minutos a 70º antes de ingerirlos.
Evita también los productos ahumados y los patés que no estén enlatados o las salchichas tipo frankfurt, además de una correcta limpieza de utensilios y manos durante la manipulación y la cocina.
Por supuesto está prohibido el alcohol, el tabaco y las drogas.
Durante la gestación el médico te recetará un complemento vitamínico que contenga yodo y ácido fólico. Si necesitamos consumir algún medicamento deberemos consultarlo con nuestro médico y evitar la automedicación.

Prevención del citomegalovirus

Conocida como “la enfermedad del hermano mayor” el citomegalovirus es una enfermedad muy común en personas sanas y que no presenta signos específicos. Las mujeres embarazadas deben prestar atención para reducir el riesgo de infección del feto:

  • Lávate las manos con frecuencia sobretodo después de cambiar pañales; dar de comer a niños pequeños; limpiarles la cara o los mocos a los niños pequeños; tocar sus juguetes...
  • No compartas comida con los niños pequeños ni uses los mismos utensilios que ellos para comer o beber.
  • No te lleves a la boca el chupete de un bebé
  • Evita el contacto con la saliva de los bebés.

Actividad física

Si no existe riesgo, es recomendable realizar ejercicio físico de manera moderada evitando los ejercicios de impacto o con riesgo de caídas como saltar o correr.
Desde aquí os recomendamos yoga prenatal y natación o AIPAP.

Viajes

En coche es importante parar cada 2 ó 3 horas para andar y estirar las piernas, hacer pis y comer algo.
Es obligatorio llevar siempre el cinturón de seguridad puesto y si usamos un adaptador, que éste esté homologado.
En tren o avión es aconsejable dar paseos cortos cada 1,5 horas si son de larga duración.
Lleva siempre un informe del ginecólogo (y tu documentación sobre el embarazo), sobretodo a partir de la semana 28 y consulta las condiciones de las compañías aéreas sobre el acceso al avión.

Otros

No trabajes el jardín sin guantes. La tierra es una fuente de transmisión del parásito de la toxoplasmosis y si quedan restos en las uñas aún después de lavarlas puede infectarse. Lleva una correcta higiene sobretodo de las manos.
Ten cuidado con los animales y sus deposiciones, sobre todo con los gatos, para evitar el contagio por toxoplasmosis.

Paloma Muñoz