Lactancia materna alimentación

LACTANCIA MATERNA

La lactancia materna es toda la alimentación al bebé con leche de madre, desde el pecho o extraída y a través de un biberón u otro método.

Para una correcta extracción activa el bebé debe coger toda la areola, no sólo el pezón, así evitaremos dolor y grietas.
Nada más nacer el bebé se recomienda ponerlo al pecho, ya que la succión provoca contracciones que favorecen la expulsión de la placenta y la subida de la leche, la cual tardará entre 2 y 5 días, aunque puede alargarse algo más. Durante estos primeros días lo que sale del pecho es calostro, que contiene los nutrientes que necesita el bebé en esos primeros momentos.

ACTUACIÓN ANTE LA SUBIDA DE LA LECHE

  • Es muy importante masajear el pecho con agua caliente, en círculos que nos ayudará a la circulación de la leche y a evitar la congestión del pecho.
  • También se recomienda masajear el pecho con ambas manos, apretando en cada lado y arriba y abajo.
  • Podemos usar también después de la lactancia compresas frías.
  • Es muy importante la colocación del bebé, el pezón debe estar colocado en dirección al paladar.
  • La frecuencia de toma debe ser a demanda, aunque no deberíamos sobrepasar las 3 horas para evitar la deshidratación del bebé.
  • Para evitar el dolor podemos tomar analgésicos o antiinflamatorios e incluso tomar probióticos mamarios.
  • Se recomienda usar un buen sujetador de lactancia.
  • Uno de los factores que más ayuda es dar el pecho con tranquilidad e intimidad, sin mucha luz, que nos permita la conexión con el bebé y la relajación de ambos.
  • Durante el tiempo que dure la lactancia la alimentación de la madre debe ser lo más variada y natural posible, bebiendo mucho líquidos y evitar sustancias nocivas para la salud.
  • Ante cualquier duda con la lactancia es recomendable acudir a tu matrona, a los talleres del centro de salud o a los que organizan asociaciones de lactancia de la localidad. Infórmate y no dudes en pedir ayuda.

PREVENCIÓN DE LA MASTITIS

  • Para evitar las mastitis, iremos dando alternativamente de cada pecho. En la siguiente toma empezaremos por el último pecho en el que acabó el bebé.
  • Es muy importante realizar cambios posturales, para que el bebé tome la leche de todas las zonas del pecho. Los más conocidos son la posición de cuna o estándar (1), la posición del balón de rugby (2) y la posición recostada (3):

Prevención de la mastitis

OTROS

Una vez bien establecida la lactancia materna y si queremos, podemos realizar un banco de leche para darle al bebé cuando no podamos estar con él por diversas razones.
Otra opción es donar nuestra leche al banco de leche humana para bebés prematuros. Si te interesa, puedes informarte en tu hospital de referencia.

Las imágenes están extraídas de la guía "Los consejos de tu matrona", elaborada por la Asociación Española de Matronas y Lets Family.

Paloma Muñoz